¿Por qué este blog?

Hace tiempo en la biblioteca de la casa encontré un libro muy viejo que se llamaba "Los Mil Libros" de Luis Nueda. Yo era un niño de la generación X a quién como a todos mis contemporáneos nos ha tocado vivir el cambio hacia la era digital y contender con nuestros hijos: los 'millenials' y nativos digitales, pero que también vivimos los remanentes de epocas mas tradicionales y conservadoras en las cuales la erudición era un valor (aunque ahora aparentemente no sirva para nada porque todo está en el aparentemente todopoderoso oráculo Google).

Ese libro en aquel tiempo me hizo añorar el conocer todos los libros que ahí se referían y reseñaban y con ello soñaba yo que adquiriría un aire de sabio por siempre.

Bueno, ni leí todos los resúmenes de ese libro, ni nunca supe mas quién era Luis Nueda aparte de haber sido el autor de esa obra y por supuesto tampoco he leído las obras completas, gran parte de ellas clásicas que se citaban y que eran parte de una sólida formación cultural al menos hasta el segundo tercio del siglo XX.

Pero sin haber cumplido ese objetivo inocente de la infancia y además habiendome inclinado por la ciencias biomédicas en general, la medicina y las neurociencias en particular, me ha quedado la inquietud de reseñar (aunque solo sea para mi mismo o para mis hijas) los libros que vaya leyendo en la vida en el entendido de que será muy dificil leer todo lo que antes se consideraba 'clásico', que los tiempos, los conceptos, los gustos y los valores han cambiado y que además el cúmulo de literatura ahora se multiplica logarítimicamente.

Por lo tanto mi interés en escribir este blog es dejar plasmada una especie de bitácora de lo que este servidor ha leído, lee y leerá en su vida, sin pretensiones de que sirva de recomendación de ningún tipo y sin que exista un género, orden cronológico, preferencia temática o autoral, predeterminada.

Así que quizás los posts vayan de obras clásicas que haya leído hace tiempo y de las cuales reseñe solo lo que recuerde pasando por lo que vaya leyendo en el momento, que estará pintado de todos los colores desde lo más formal hasta lo mas trivial, desde lo más espiritual hasta quizás lo mas pervertido y cínico, pues al final de cuentas así es nuestra mente o al menos - pienso yo - así debería serlo en un extremadamente libre ejercicio intelectual sin prejuicios de ningún tipo.