miércoles, 3 de febrero de 2016

SERIE - LIBRO DE NO FICCION: "Cazadores de Microbios" de Paul de Kruif


Ahora un poco de ciencia, pero de una forma muy amena: Los Cazadores de Microbios de Paul de Kruif un libro escrito en 1926, durante una época donde el mundo aún luchaba contra sus microorganismos. Aún lo hace pero la humanidad - o al menos algunos de sus hombres y mujeres -  ha logrado algunos éxitos.

La Ciencia como cualquier actividad humana tiene épocas. La Filosofía las ha tenido. Por supuesto la Música, la Pintura, la Literatura y el Arte en general así como tantas otras áreas que siguen la evolución de la sociedad sus necesidades y gustos.

Las necesidades de la Ciencia, de la Medicina en particular a principios del siglo XX entre otras cosas, seguían siendo como siempre lo habían sido, encontrar la solución para que las personas no murieran por infecciones. Despúes vendría la carrrera por los antibióticos, luego la biología molecular a partir del descubrimiento de la estructura del ADN, la década del cerebro, la era genómica y la medicina regenerativa con base en el conocimiento de las células troncales. 

Pero a principios del siglo XX la búsqueda seguían siendo los microbios. La 1ª Guerra Mundial además de las muertes por balas y como consecuencia de las atroces condiciones de las trincheras arrojaba una cuota nada despreciable de muertes por gérmenes.

Muchos eventos legendarios daban cuenta en el mundo, comenzando por Europa de plagas que arrasaban con poblaciones completas en un tiempo donde la palabra ‘microorganismo’ ‘bacteria’ ‘virus’ hubiera sido tan extraña como cualquier otro espíritu demoníaco al que se pusiera nombre.

Los aventureros sin embargo han poblado el mundo en todos los lugares a lo largo de la historia, curiosos por descubrir y explorar lo desconocido suben montañas, atraviesan ríos, se pierden en bosques, conquistan territorios, descubren nuevas tierras… o salen a cazar microbios.

Paul de Kruif como bacteriólogo que era conocía muy bien la historia de esta área de la ciencia, de la Biología y la Medicina en particular por lo que sus descripciones del descubrimiento de algunos de los microorganismos patógenos mas relevantes hasta ese momento podrían haber estado llenas de términos técnicos, largas y tediosas metodologías y conclusiones grandilocuentes respecto al gran beneficio que los hombres de ciencia habían brindado a la humanidad con sus descubrimientos.

No obstante de Kruif también era un buen escritor y gran narrador y la idea de hombres de ciencia en búsqueda de seres minúsculos causantes de enfermedades le parecía mas bien una empresa de grandes guerreros, no solamente de excéntricos de laboratorio.

Por lo tanto en su libro emprendió la tarea de contar las grandes epopeyas de la caza de microbios con las dificultades intelectuales, técnicas e incluso éticas y morales que representaba, llevada a cabo por hombres admirables por su talento y su habilidad pero no exentos de idiosincrasias y particularidades que le dan a cada una de las empresas un tono completamente humano al tiempo que hacen más entrañables los logros de los temerarios.
http://amzn.to/1QHkHKP


Cazadores de Microbios narra la invención del microscopio por Leeuwenhoek, la disolución de la creencia en la generación espontánea por Spallanzani, la teoría bacteriana de Pasteur o el descubrimiento del bacilo que produce la tuberculosis por Koch solo por mencionar algunas de las bellas y emocionantes historias con las que deleita al lector, abordando además rasgos íntimos – y en más de una ocasión muy poco convencionales – de cada uno de los científicos reseñados, al grado tal que Sir Ronald Ross ganador del Premio Nobel de Medicina por su descubrimiento del gérmen que produce la malaria estuvo a punto de demandar a de Kruif por estar en desacuerdo en la forma como había sido representado en el libro, ocasionando que se eliminara el capítulo donde se hablaba de él al menos en la edición británica.

Este libro sin duda es un tesoro para los científicos en particular aquellos interesados en la microbiología, pero su lectura exenta de tecnicismos, llena de pasión, descubrimiento y humanidad debería ser extensiva para todos aquellos amantes de las historias de aventuras.